Trastorno de ansiedad: síntomas

Todas las personas sentimos ansiedad en algún momento, se la considera una respuesta normal de defensa ante algún peligro o una situación estresante, funciona como un mecanismo de alerta que nos prepara para reaccionar con mayor rapidez, incluso nos permite ser mas eficientes. Una entrevista laboral, un examen o tener que realizar una exposición en publico, nos provocan ansiedad, dentro de estos parámetros no supone ningún riesgo para la salud. Pero cuando la ansiedad es infundada o desproporcionada se convierte en un trastorno que debe ser tratado.

Trastorno de ansiedad
Trastorno de ansiedad

Los síntomas son variados se manifiestan física e intelectualmente, también en el plano conductual, psicológico y social.

El trastorno de ansiedad provoca en la persona que lo padece; nerviosismo, nauseas, vómitos, hipervigilancia, angustia extrema, pánico, bloqueos, temblores, aumento del ritmo cardíaco, sudoración, sensación de peligro inminente , fobias, por ejemplo no soporta estar en lugares abiertos, o con mucha gente, le falta el aire, se paraliza ante situaciones inofensivas, teme perder el control y buscara evitar todo aquello que le genere ansiedad.

En casos mas severos siente que esta muriendo, esto impacta de forma negativa en las actividades cotidianas del individuo y en su felicidad… siente que está perdiendo el control de su propia vida.

La angustia extrema es uno de los síntomas de la ansiedad

Las causas de este trastorno pueden ser muchas, una experiencia traumática como una violación o algún hecho de violencia de la infancia suele ser en algunos casos la causa, la genética familiar, el abuso de alcohol o drogas, el estrés por enfermedad, son factores que facilitan el riesgo de padecer este trastorno.

Las consecuencias pueden ser devastadoras, dependiendo del tipo de ansiedad y del tiempo que dure la enfermedad, pueden sentirse solos e incomprendidos aunque no todas las personas experimentan los síntomas de la misma manera.

Siempre es importante consultar al médico, quien evaluará los síntomas, le indicara una serie de estudios y de confirmar el trastorno de ansiedad, lo derivara a un profesional de salud mental.

Uno de los tratamientos que está dando muy buenos resultados es la terapia cognitivo conductual, consiste en un trabajo integral que tiene por objetivo dotar de las herramientas necesarias al paciente para hacer frente a todos sus miedos, incluye técnicas de relajación o ejercicios de respiración. Logran, así, manejar la ansiedad poco a poco hasta que los temores desaparecen. El tratamiento dura entre uno y dos años.

El diagnostico precoz es importante para la pronta recuperación del paciente
El diagnostico precoz es importante para la pronta recuperación del paciente

De todos modos, la utilización de fármacos como los antidepresivos y los ansiolíticos continúan siendo los mas indicados por los especialistas. Los ansiolíticos que logran una mayor efectividad son los que pertenecen al grupo de las benzodiacepinas ya que tienen efectos tranquilizantes, y logran reducir los síntomas en solo minutos, pero posee efectos secundarios que no hay que ignorar, somnolencia, alteración de la concentración, y cuando el tratamiento es por tiempo prolongado produce dependencia.

En el caso de los antidepresivos, por lo general, son tolerados bastante bien, aunque tardan semanas en disminuir los síntomas de ansiedad, no tienen efectos secundarios importantes.

De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud en 2017, alrededor de 260 millones de personas en el mundo sufrieron trastorno de ansiedad afectando en mayor medida a las mujeres en referencia con los hombres.Las cifras son realmente preocupantes, y van en aumento.

Cada vez son mas los adolescentes que padecen ansiedad
Cada vez son mas los adolescentes que padecen ansiedad

En España en los últimos años ha aumentado también la cantidad de adolescentes que padecen trastorno de ansiedad y muchas veces no se lo diagnostica debido a que los síntomas suelen confundirse con las reacciones propias de su edad. Debemos estar mas alertas a los cambios de conducta que adopten como disminución en el rendimiento escolar, mayor rebeldía e irritabilidad de lo habitual, aislamiento, etc. pueden darnos la pauta de estar ante un trastorno de ansiedad…será oportuno recurrir al pediatra para confirmar o descartar un trastorno.

La detección precoz en cualquier patología evita el desarrollo de la misma permitiendo al individuo vivir en plenitud.
Recordemos que la ansiedad es la epidemia de este siglo, una enemiga silenciosa… que tiene cura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *