Slime casero

¿Quieres aprender cómo hacer slime casero? En realidad, existe más de una receta para conseguir la textura perfecta que necesita el slime, una masa muy elástica aunque nada pringosa. El slime, llamado también moco de gorila, es capaz de asegurar largos ratos de entretenimiento a los peques. Por eso, si te tomas unos minutos para preparar slime casero podrás alejarlos un poco de los aparatos electrónicos, como el ordenador o la tablet.

Slime casero con detergente
Slime casero con detergente

Te contaremos que la receta original de slime casero se prepara con bórax, aunque no la vamos a hacer porque este mineral es tóxico si se ingiere. Como el destino del slime casero que vas a hacer será, seguramente, para ser manipulado principalmente por niños, la mejor idea es evitarlo. De todas formas, a continuación verás como hacer slime casero mediante dos recetas diferentes que emplean ingredientes más apropiados, y que dan muy buenos resultados. Vamos a ello.

Como hacer slime casero con detergente líquido

Materiales:

  • Cola blanca para manualidades o de carpintero
  • Colorante alimentario
  • 150 ml de agua
  • 3 cucharadas de detergente líquido
  • Dos recipientes de plástico
  • Un delantal como sistema de prevención de manchas en la ropa
  • Una cuchara para remover la mezcla para slime

Preparación:

Para elaborar este slime casero tendremos que hacer dos mezclas diferentes, una en cada recipiente. En el primero mezclaremos cola blanca con unas gotas de colorante alimentario. Podemos obtener slime casero de colores primarios o de mezclas, para hacer tonos como, por ejemplo, verdes, naranjas o violetas. En función de la intensidad del color de slime que quieras hacer, tendrás que añadir más o menos colorante. Ten cuidado y añade el colorante poco a poco, como con un cuentagotas, porque tiene mucha capacidad para teñir aun utilizando cantidades muy pequeñas.

En el otro recipiente tendrás que hacer una solución con el detergente y el agua. Remueve suavemente pero lo suficiente como para lograr una mezcla homogénea. A continuación vierte la solución de detergente en el bol de la cola con colorante y mezcla bien con una cuchara, hasta que consigas una masa homogénea. El siguiente paso de la preparación de este slime casero se realiza amasando con las manos. Al principio lo sentirás pegajoso, pero continúa trabajándolo como si fuera una masa para pan o empanada y verás que el slime casero dejará de pegarse a tus manos.

Como hacer slime casero elaborado con almidón de maíz

Materiales:

  • 1 taza de agua
  • 1 taza de almidón de maíz o harina de maíz blanca y muy fina
  • Colorante alimentario
  • Un bol de plástico
  • Una cuchara
  • Un delantal
Slime casero de almidón de maíz
Slime casero de almidón de maíz

El almidón de maíz es el ingrediente que utilizas para preparar bechamel o pudding casero. Lo primero que tienes que hacer para preparar esta versión de slime casero es mezclar el almidón de maíz con el agua en el bol, trabajándolo con la cuchara hasta obtener una mezcla homogénea.

El siguiente paso de esta receta de slime casero es darle color a la mezcla. Añade el colorante poco a poco. También puedes utilizar purpurina, para hacer un slime casero brillante, que a los niños les encanta.

Notas sobre la elaboración del slime casero:

Una de las ventajas de hacer el slime casero es que te aseguras de que no va a contener sustancias tóxicas, como el bórax o colorantes químicos nocivos.
En el caso de que tu mezcla haya quedado demasiado seca, añade un poco de agua y vuelve a amasar, hasta que obtengas la consistencia deseada.
Si, por el contrario, notas que está demasiado líquida, tendrás que corregirlo añadiendo más cola blanca o harina de maíz, según la receta que hayas utilizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *