Así funcionan los nuevos radares móviles de la Dirección General de Tráfico

Los nuevos radares móviles de la DGT ya estan en funcionamiento desde finales de febrero y son prácticamente indetectables.

¿Como funcionan?

Estos nuevos radares móviles están provistos de una tecnología láser que los hace invisibles e indetectables a los detectores e inhibidores que algunos vehículos llevan instalados de forma ilegal, además por sus pequeñas dimensiones resulta muy complicado que los ocupantes de los coches puedan verlos.

Otra particularidad de estos pequeños e inteligentes radares móviles es que son imprevisibles, ya que pueden instalarse en cualquier sitio adosados al guardarraíl o bien sobre un pequeño trípode en el arcén de la carretera.

Sus dimensiones son de medio metro incluyendo el soporte. Además gracias a que están equipados con un sistema infrarrojo, estos radares móviles pueden funcionar perfectamente sin luz por la noche.

La patrulla de tráfico encargada de su colocación estará a la espera a escasos 50 metros del aparato, donde recibirá la información a través de un tableta, lo cual le permitirá parar el vehículo y notificarle a su conductor de la sanción “in situ” con la identificación de la persona que va al volante.

Con la operación Semana Santa se introducirán más de 30 nuevos radares móviles destinados a puntos negros y carreteras convencionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *